Mujica contó que le dijo a Larrañaga antes de asumir: "No agarrés, ¿no ves que el Herrerismo te puso ahí para cocinarte?"

21 de julio 2020
José Mujica

El expresidente dijo que Lacalle Pou tiene una "concentración de poder brutal" y aseguró que el próximo gobierno será frenteamplista.

El expresidente José Mujica destacó la figura del canciller Francisco Bustillo y consultado sobre la definición de Venezuela como una dictadura, matizó: "es un gobierno duro, que se ha mantenido por su propia dureza, que está cercado por todas partes".

Entrevistado en Informativo Sarandí, Mujica se refirió al pedido de remoción del fiscal de Corte, Jorge Díaz, que realizaron dos legisladores de Cabildo Abierto y consideró que "le tienen ojeriza (a Díaz) por su pasado de militancia juvenil". Pero "el muerto se asusta del degollado", acotó.

Al ser consultado por los índices de pobreza que hay en el país tras 15 años de gobierno del Frente Amplio y la situación de familias que viven en ranchos de lata, el exmandatario apuntó que "ese es un problema viejo".

"Hubo ciertos cambios y ciertas mejoras en el país, pero estamos lejos de poder resolverlo, hay que hacer autocrítica. Pero muchos de los que lo criticamos no hacemos nada para resolverlo, no ponemos el hombro, el bolsillo", sostuvo.

En referencia a la pandemia, Mujica valoró positivamente las medidas sanitarias que se tomaron, pero dijo que se expresó "un machetismo global de socorrer a los más necesitados, que está resolviendo la gente por aquí y por allá".

Para el expresidente, los que tienen ingresos altos tienen que poner el hombro, "porque hay gente que quedó jodida".

En ese sentido, al referirse a las cifras de la economía que dejó el Frente Amplio y cómo impactaron en la crisis actual por la pandemia, Mujica retrucó: "si el FA no hubiera dejado el sistema de salud que dejó, habría que ver cómo la enfrentábamos. Una de cal y otra de arena".

Seguridad pública

Ante la pregunta de si piensa ayudar al actual ministro del Interior, Jorge Larrañaga, en su gestión, Mujica contó: "Traté de darle todas las manos que pude. La más importante fue decirle: no agarres viejo, es un fierro caliente, ¿no ves que el Herrerismo te puso ahí para cocinarte? Adiós Wilson y todo lo demás, te hacés pelota".

El expresidente señaló que ante la compleja situación de la seguridad pública y el recrudecimiento del narcotráfico es necesario hablar de políticas de Estado, pero que "el gobierno no da pelota; es un gobierno concentrado en el despacho del presidente".

Mujica dijo que ve puntos positivos en la gestión de Lacalle Pou, pero que ve mal la "concentración de poder brutal" que está teniendo. "Tiene que colectivizar", opinó.

Caso Cendoya
El exmandatario se refirió también al caso de Nicolás Cendoya, exdirector de Ursec, propuesto por el Frente Amplio para ser director de Antel y que ahora está siendo investigado por la Fiscalía.

"No hay nadie que haya cobrado tanta multa a los canales por esas tandas interminables que dan ganas de no mirar más. La TV uruguaya se ha transformado en una especie de castigo", dijo Mujica.

De todos modos, consideró que el tema "se va a tener que resolver de alguna manera, porque la Justicia puede tomarse mucho tiempo para tomar decisiones y eso genera ausencia política en un lugar en el que hay que estar".

Aunque lo dejó entrever, Mujica no quiso confirmar si es partidario de sacar el nombre de Cendoya de la consideración para Antel. "Yo soy un general sin tropa, un general jubilado (...) Yo tengo afecto, pero no me dan ni pelota", aseguró.

Finalmente, al ser consultado sobre la situación actual del Frente Amplio como oposición, resumió: "tiene que acomodar la cincha y está en un proceso de renovación, pero el próximo presidente va a ser frenteamplista. Tenemos un aliado: el que está gobernando".

Aquí la entrevista completa.