Redacción de la Ley de lavado de activos: ¿error irreparable?

29 de marzo 2018
Palacio Legislativo

La nueva ley de lavado de activos incluye un error, considerado grave por varios especialistas en Derecho. En su artículo final se deroga la normativa anterior en materia de lavado de activos (no se la sustituye), con lo cual todos los delitos anteriores caen y quienes hayan sido imputados por ellos deben ser absueltos. Como ejemplo de

La nueva ley de lavado de activos incluye un error, considerado grave por varios especialistas en Derecho. En su artículo final se deroga la normativa anterior en materia de lavado de activos (no se la sustituye), con lo cual todos los delitos anteriores caen y quienes hayan sido imputados por ellos deben ser absueltos. Como ejemplo de quiénes se verían beneficiados, valen dos nombres: Eugenio Figueredo y el sindicalista argentino Marcelo Balcedo.

Articulo derogase

La Comisión Parlamentaria de Lavado de Activos se reunirá el lunes con carácter urgente para evaluar, entre otras posibles soluciones, la redacción de una ley interpretativa.

Para comprender más sobre lo ocurrido, Informativo Sarandí entrevistó al abogado Eduardo Sassón, quien consideró que lo ocurrido "es un error gravísimo en la técnica legislativa". "Esta ley crea nuevas conductas delictivas con un sistema descriptivo de la conducta similar al que ya existía, pero además deroga a texto expreso los artículos anteriores de lavado de activos. Utiliza el termino "derógase" y derogar es dejar sin efecto una norma vigente, por lo cual es consecuencia ineludible que todas las conductas realizadas previo a la creación de este artículo deben ser despenalizadas y las causas absueltas", explicó.

Sassón dijo que aunque lo intenta no se le ocurre una solución, y señaló que volver a legislar en la materia no es una opción porque esta norma ya está en vigencia, creando efectos que no se pueden bloquear y además porque no es posible imponer penas en forma retroactiva. La ley penal solo puede ser retroactiva si beneficia al imputado, aclaró.

Aquí su explicación.

 

Por su parte, la diputada nacionalista Graciela Bianchi, consideró que no existió un error en la redacción de la norma. "Porque no suprimimos ningún delito. Ampliamos los delitos y aumentamos las penas", sostuvo.

De todos modos, enfatizó en que el Parlamento no trabajó en soledad para este texto. "Me da tranquilidad que todo el aparato del Estado, los tres poderes, trabajamos conjuntamente tratando de ver cómo podíamos llegar a acuerdos, durante más de dos años", apuntó.

Además, destacó que "la cátedra de Derecho Penal y Constitucional fueron citadas al Parlamento para hablar de esto y no se dieron cuenta tampoco".