¿Por qué el cordero uruguayo se distingue en los restaurantes de San Pablo?

05 de noviembre 2020
exportación de carne de cerdo

El exportador Jorge Dimu se refirió a las fortalezas del producto en ese mercado de alto poder adquisitivo.

Jorge Dimu, exportador de carne, que trabaja fundamentalmente con el mercado brasileño, explicó en entrevista con Agronegocios Sarandí que la carne de cordero uruguaya se distingue en los principales restaurantes de San Pablo por su sabor, además del buen cumplimiento en el abastecimiento del producto.

Destacó que, a pesar de las demoras en las licencias de importación, existe “un sistema para mantener siempre con stock al mercado, y que no falte oferta” una vez que el producto está en el menú del restaurante.

Agregó que también se trabaja para mantener la calidad y los precios. “El real en Brasil está en 5,75 (por dólar), siempre lo fuimos corrigiendo”, señaló. Entre los importadores más importantes están JBS y Marfrig, empresas que también están presentes en Uruguay.

Aunque reconoció que a pandemia perjudicó a los restaurantes, Dimu dijo que se augura “un futuro muy bueno”. Insistió en que quieren “mantener la oferta, que el consumidor siempre tenga productos diversificados y que mantengan la calidad, la excelencia, sin entreverar productos”.

Insistió en la diferenciación del producto uruguayo, que podría permitirle conquistar mercados de alto valor, como el europeo y el estadounidense.
El empresario también destacó la importancia del mercado brasileño porque es de los pocos que importan carne ovina con hueso, ya que a otros destinos el producto va sin hueso (porque Uruguay vacuna contra la fiebre aftosa) o carne con hueso de animales de los compartimentos ovinos.

Dimu manifestó su preocupación por el futuro del stock ovino, que ha venido cayendo sistemáticamente.

Recordó que cuando comenzó en la actividad, en Uruguay había 25 millones de ovinos, y actualmente el stock ronda las 6,5 millones de cabezas. “Cada vez son menos. Hay que incentivar, apoyar al sistema, no es solo un problema de abigeato, sino de darle confianza. Los principales productores son los medianos y chicos, porque cuidan las ovejas como pastores, y se los debe incentivar, porque pueden hacer progresar la producción”, planteó.

También lamentó las demoras burocráticas, que enlentecen la apertura del frigorífico de Paso de los Toros (Bamidal SA), que podría dinamizar al sector. “Esa planta ubicada en el centro del país es importantísima, sobre todo para los productores del norte, por los fletes”, expresó.

Consideró que “en Brasil se reconoce al cordero uruguayo, y ahí tenemos que seguir apuntando, para conquistar otros mercados mundiales”. En ese sentido, sostuvo que Brasil debe servir de ejemplo para otros mercados de alto valor, que demanden carne ovina con hueso, como Europa.

Si bien valoró la figura del compartimento, dijo que “todavía falta producción”. A propósito, destacó la demanda que está teniendo Canadá por la carne ovina uruguaya. “Hay que darle confianza al importador, al distribuidor y al consumidor; no fallar”, remarcó el empresario.

Aquí la entrevista a Jorge Dimu.

Agronegocios Sarandí · Jorge Dimu

Foto: Shutterbug75 from Pixabay