¿Cómo vive la crisis por el Covid-19 el principal importador europeo de carne uruguaya?

28 de abril 2020
Fernando Pesci

Entrevista con Fernando Pesci, representante en el Mercosur de la cadena alemana de restaurantes Block House.

Fernando Pesci, representante en el Mercosur de la cadena alemana de restaurantes Block House, principal importador europeo de carne uruguaya, comentó en Agronegocios Sarandí cómo enfrenta la compañía la crisis por el coronavirus Covid-19.

El ejecutivo comenzó destacando que la empresa honró todos los contratos con los frigoríficos uruguayos. “Cumplimos con todos los compromisos que teníamos, se cargó todo, se trató de mantener los programas”, dijo.

Pero la mayor parte de la carne que compra Block House es para gastronomía y ese fue un rubro que “se paró totalmente”. “Hubo semanas que tuvimos que parar un frenar las compras”, señaló.

Block House tiene un hotel de más de 500 habitaciones en Hamburgo y 50 restaurantes que actualmente están sin actividad.

En Alemania el sector estuvo reclamando que los locales gastronómicos pudieran reabrir, con ciertas medidas de distanciamiento de las mesas, con no más de dos personas por mesa, pero hasta ahora eso no ha ocurrido.

Pesci también señaló que en estos días se realizó una protesta importante del sector gastronómico, y se pusieron sillas en lugares públicos con un menú.

En estos días también ha trascendido que los restaurantes pasarían de pagar 19% a 7% de impuestos, medida que se pondría en marcha desde el 1° de junio.

Block House tiene 2.500 empleados y envió a los funcionarios de sus restaurantes al seguro de paro. La empresa les paga el complemento para igualar el 100% del salario. Pero a pesar de estar cerrados, en esos locales se deben seguir pagando costos fijos como alquileres, agua, luz y otros gastos.

Gran stock de carne

Los cortes que suele comprar la compañía alemana son los del Rump & Loin (bife angosto, lomo y cuadril), además de bife ancho.

“Tenemos un montón de carne que llegó, algo se vendió, pero todo lo que quedó se congelará. Pero después que se compró ya está, esto vino a mitad de marzo, ya teníamos comprado para todo marzo, cinco semanas de contrato, y entre lo que estaba en el agua (en viaje) más lo que se tenía que cerrar, era un montón de carne”, explicó Pesci.

Señaló, además, que “llegó la cuota 481 a Europa, lo que conspiró en contra, porque en pocas semanas entró un montón de carne, y considerando la menor cantidad de ventas, restaurantes cerrados y más carne, esto complicó bastante la situación”.

Consumo en supermercados

Block House tiene un contrato con una cadena de supermercados del norte de Alemania, donde “se vende un poco más carne de lo normal”, informó el representante de la empresa, pero ese mayor consumo no es suficiente para compensar la caída en las ventas en restaurantes.

“Se venden muchísimas más hamburguesas, productos congelados, los cortes baratos, pero en general son alemanes o europeos”, señaló.

Pero explicó que cuando alguien invierte dinero para hacer una parrilla o barbacoa, lo hace para compartir un momento con familia y amigos, y es por eso que no se venden cortes caros ni tanto volumen.

Expectativas de reapertura

Destacó que es positivo que se aproxime el verano en el hemisferio norte y opinó que si se sigue manejando bien el combate a la enfermedad, tal vez en mayo o junio reabran los restaurantes.

También analizó que, si bien es normal que muchos alemanes viajen de vacaciones al sur de Europa, a Grecia y al sur de España e Italia, posiblemente no viajen este año y se queden en el país, lo que tal vez aumente el consumo de carne, “siempre y cuando la situación sea mejor y se puedan reunir”.

De todos modos, admitió que con todo lo que ha sucedido hasta ahora se puede "decir que el año ya está bastante complicado”.

Los alemanes prefieren la carne argentina

En Sudamérica, Block House compra carne principalmente en Argentina y en Uruguay, en Brasil es muy poco y para otro tipo de negocio, explicó Pesci.
“La ventaja que tiene Argentina es que el consumidor alemán conoce y quiere la carne argentina, y en los supermercados es más fácil de vender. Otra realidad es que los cortes están más baratos respecto a épocas normales, hay poca diferencia de precio entre Uruguay y Argentina, y los alemanes en general prefieren a Argentina”, reconoció.

Volver a comprar

El representante de Block House reconoció:“el problema más grande que tengo hoy en mi trabajo es decirles a mis proveedores que no puedo comprar. Si le puedo pasar un precio pueden estar contentos con el precio o no, pero tienen la opción de hacer negocio o no hacerlo, pero decirles que tengo mucha carne y no sé qué voy a hacer es terrible. Es como que yo quiera comprar mañana y ellos no tengan carne para venderme”.

Explicó que las compras están en pausa por algunas semanas, “pero la idea es volver”.

“Tenemos que aflojar porque tenemos carne para cuando vuelvan a arrancar los restaurantes, pero no sabemos cuándo ocurrirá. Porque si los restaurantes arrancan a partir de mayo es una cosa, a partir de junio es otra, y cuando sepamos eso tomaremos posición y trataremos de volver a las compras”, dijo.

También señaló que hizo el esfuerzo para que se concretaran todos los negocios que estaban pendientes con los frigoríficos. “Hice fuerza para tratar de concretarlos, para cumplir. Cuando vimos que estaba todo resuelto, dijimos que íbamos a parar unas semanas, lo programamos con los frigoríficos, y ahora estoy tratando de que desde Alemania me dejen hacer algún negocio, de a poco, como para trabajar con los proveedores”, detalló.

Escuche la entrevista completa con Fernando Pesci.

Agronegocios Sarandí · Fernando Pesci - Block House