Haciendo Historia | La caída del Muro de Berlín

14 November, 2019
Muro de Berlín

La Guerra Fría tuvo su símbolo más grande en una construcción básica: un muro. Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, Alemania se dividió en dos países diferentes, al este y al oeste. Su capital histórica, Berlín, estaba en territorio oriental, y se dividió entre Berlín Oeste y Berlín Este. Las mejores condiciones de

La Guerra Fría tuvo su símbolo más grande en una construcción básica: un muro.

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, Alemania se dividió en dos países diferentes, al este y al oeste. Su capital histórica, Berlín, estaba en territorio oriental, y se dividió entre Berlín Oeste y Berlín Este. Las mejores condiciones de vida de la parte occidental hizo que los habitantes del este emigraran constantemente hacia el oeste.

Al gobierno de la República Democrática Alemana, bajo la égida del mundo comunista soviético, no se le ocurrió mejor idea para detener este flujo de personas -que en una década llegó a los tres millones de personas- que la construcción de un imponente muro en la capital.

El Muro de Berlín fue construido de la noche a la mañana, literalmente, y marcó profundas diferencias, que en buena medida se mantienen hasta el día de hoy.

Pero un buen día de 1989, hace exactamente 30 años, la población de Alemania del Este dijo basta y pasó lo que muchos soñaron durante las últimas décadas: la caída del Muro de Berlín.

Foto: Xizdos [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons