Peña: "Uruguay adhirió a meta de reducción de 30% en metano luego de que se aclarara que era meta “global” y no por país"

03 de noviembre 2021

El ministro de Ambiente recibió este martes un llamado de John Kerry y dijo que las principales emisiones de metano en el mundo son por gas natural y no por la producción agropecuaria.

El ministro de Ambiente Adrián Peña explicó en Las Cosas en Su Sitio las razones por las cuales Uruguay finalmente adhirió en la cumbre de Glasgow al compromiso de reducir 30% en todo el mundo las emisiones de metano para 2030, pese a que en un principio no tenía previsto firmar.

"Terminamos negociando ayer. Sabíamos que el tema iba a estar en el centro. El metano tiene una vida mucho menor al CO2, pero su influencia en el calentamiento es muy superior", comenzó diciendo Peña.

Consultado respecto a qué fue lo que cambió, contestó que “cambiaron muchas cosas”.

Una de ellas es que “ahora hay un párrafo que establece que no se obliga por igual a todos los países”. “Acá hay grandes emisores que no son Uruguay. La declaración ahora lo contiene y pone el foco ahí", señaló, y agregó que también hubo un cambio de posición en nuestros vecinos, Argentina y Brasil, que terminaron adhiriendo".

Peña contó que recibió ayer a la mañana un llamado de John Kerry, enviado especial para el medio ambiente del gobierno de Estados Unidos. "Hubo un trabajo importante de la delegación de EEUU que culminó con ese intercambio ayer en la mañana. Lo hablé con el presidente y con los ministros del área: Ganadería, Relaciones Exteriores y Economía, que estaba viajando para Glasgow".

"Las emisiones de metano en nuestro país obedecen básicamente a la producción agropecuaria, y entonces allí aparece a veces un cuestionamiento a la ganadería. Primero, la mayor cantidad de emisiones en el mundo son por pérdidas de gas natural, un problema que Uruguay no tiene. Estamos de acuerdo con reducir metano, pero primero ataquemos la reducción de emisiones de gas natural, que es metano que sale del subsuelo. Es una gran diferencia con el metano que sale de la producción agropecuaria, que es parte del ciclo biológico", dijo Peña.

"A su vez queremos poner en valor el sistema productivo nacional y cómo lo está encarando. Hay que dejar claro que Uruguay es de los mejores de la clase. Con todo esto claro, y que la baja del 30% es una meta global, y no que todos los países deben bajar 30%, fue que adherimos".

"Es una señal de que Uruguay diga nos comprometemos a reducir el metano, pero también pedimos que se nos tenga en cuenta. Poco de lo que Uruguay haga va a cambiar la situación en materia de cambio climático, porque es marginal lo que emite de metano y CO2. Sin embargo, es un gran afectado por el cambio climático. Esto no es un tema de Escocia, de científicos que se juntan o de científicos la ONU. Sequías, heladas, olas de calor atentan directamente contra nuestro sistema productivo. Los que sufren más son los que menos tienen", añadió.

Consultado sobre por qué aún no viajó a la conferencia, Peña dijo que “obedece a una cuestión de eficiencia”. “Acá había dos grandes instancias: la de líderes, donde participaron primeros mandatarios, y el panel de alto nivel la semana que viene, donde me toca defender la posición de Uruguay. Entre una semana y la otra, tuve que elegir la semana que viene”.

El ministro dijo que cuenta “todos los pesitos”, y que está “tratando de reducir los costos”.

“Tenemos prioridades. Hay que tratar de hacer lo mejor posible con los recursos que tenemos", concluyó.