Rosario Pou: “Confío en que no se apruebe la nueva ley forestal”

09 de agosto 2021

La consultora, experta en el rubro, destacó el carácter integrador en los diversos sistemas productivos, así como el alto potencial en la generación de divisas para el país a través de exportaciones.

“Confío en que no se apruebe”, dijo la Ing. Agr. Rosario Pou, experta en producción forestal, sobre el proyecto de ley que tiene media sanción en Diputados y que está siendo evaluada en el Senado antes de ser votada.

La consultora sostuvo que las dos leyes forestales que hubo en el país tenían como objetivo impulsar la producción, sin embargo, este nuevo proyecto “amputa la libertad del productor rural, en un marco de falta de comprensión de que la ley anterior vigente da elementos para aplicar beneficios”.

Agregó que la ley vigente “establece zonas de prioridad forestal, suelos de aptitud forestal, beneficios a las industrias, pero todo en función de que se realicen plantaciones. Nunca se negó hacer forestación en Artigas o en Salto, departamentos en los que prácticamente no trabajé, porque no hay actividad forestal productiva”.

Consideró que el proyecto que está a estudio en el Senado “quizás deba cambiarse o incluso no sea necesario”. Mencionó una explicación del Ing. Agr. Fernando García Prechac, exdecano de Facultad de Agronomía y experto en suelos, quien señaló que aprobando una reglamentación nueva, que además derribe algún mito e incorpore mayor conocimiento, sería suficiente para atender el reclamo de quienes promueven la ley: que no se foresten campos apropiados para la agricultura.

Pou planteó que “temer por una invasión de la forestación es desconocer la realidad”, porque “el mayor crecimiento del área forestal en los últimos años fue a partir de acuerdos entre productores agropecuarios y empresas, para que estas últimas aporten tecnología y mercado, y paguen por el uso de esa tierra y normalmente se eligen las tierras menos apta para la ganadería o agricultura”.

Recordó un trabajo que ella misma hizo para Conaprole, donde se reflejaban las enormes posibilidades que tenía la lechería de mejorar su ecuación y favorecer a los productores.

“Conaprole usa madera para energía, y la compra en el mercado. Poder enrabar las demandas con la capacidad es muy importante”, planteó.

Por último, señaló que “si uno compara la exportación de productos forestales y la carne, ve que desde 1,1 millones de hectáreas se exportan U$S 2.000 millones, mientras que la ganadería en 14 millones exporta el mismo monto. Tenemos que abrir la cabeza y acostumbrarnos a convivir”.

Escuche la entrevista completa: