Tratamiento con plasma contra covid-19 “es parecido a darle la vacuna ni bien el paciente empieza la enfermedad”

03 de febrero 2021
plasma sangre

En Las cosas en su sitio hablamos con el Dr. Diego Wappner, uno de los argentinos que lideraron la investigación y que estuvieron en contacto con las autoridades uruguayas para discutir cómo ponerlo en marcha de forma masiva

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) trabaja para implementar un tratamiento con plasma que, según una reciente investigación publicada en el New England Journal of Medicine, puede reducir más de 60% los casos graves de covid-19 en adultos mayores de 65 años, si se aplica en el tiempo correcto.

En Las cosas en su sitio hablamos con el Dr. Diego Wappner, uno de los argentinos que lideraron la investigación y que estuvieron en contacto con las autoridades uruguayas para discutir cómo ponerlo en marcha de forma masiva.

Wappner explicó que el tratamiento, a grandes rasgos, “es parecido a darle a la vacuna ni bien el paciente empieza la enfermedad”, y que “la diferencia es que la vacuna se aplica antes de la enfermedad”.

“Cuando la enfermedad está iniciando, si le damos un blindaje de anticuerpos, podemos frenar toda la cascada de enfermedad que viene después: necesidad de oxígeno, respirador, etc.”, señaló.

Las claves para lograr la reducción de los casos graves, según los investigadores, es aplicar el plasma de convalecientes –personas que desarrollaron la enfermedad– en una población objetivo determinada, hacerlo en los primeros tres días de la enfermedad, y que el plasma sea de niveles “altos” de anticuerpos.

“Hasta ahora el plasma en enfermedades ya avanzadas había demostrado en estudios que no servía, porque la enfermedad ya estaba en toda su etapa inflamatoria en marcha, y darle anticuerpos en esa etapa se demostró que no servía. ¿En qué se diferenció nuestro estudio con respecto a lo publicado hasta ahora? Primero, que seleccionamos una población de pacientes muy vulnerables: pacientes mayores de 65 años o pacientes mayores con enfermedades previas. Segundo, que sea bien al inicio, en las primeras 72 horas. La tercera, que sea seleccionado con altos títulos de anticuerpos, es decir con plasma de convalecientes”, explicó.

“Cuanto más alto es el título de anticuerpos que obtenemos del plasma de convaleciente, mayor es la protección. Hablamos de 60% de disminución de enfermedades respiratorias severas cuando se da un título alto. Pero cuando se da un título muy alto de anticuerpos, y lo hablamos con los colegas médicos uruguayos, la disminución es de hasta 73%. La clave es conseguir plasma de convalecientes con altos títulos”, agregó Wappner.

Imagen de Ahmad Ardity en Pixabay