Hipertensión, obesidad y diabetes, las enfermedades base que más personas llevan a CTI por covid-19

09 de diciembre 2020
Cama cti internación hospital

En Informativo Sarandí conversamos con el doctor Luis Núñez, presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva, para conocer la situación actual de quienes enfrentan la pandemia en las salas de internación donde están los pacientes graves.

"La fatiga preocupa, es un proceso desgastante en lo que implica la asistencia y los cambios que se deben hacer en el trabajo", dijo Núñez.

A eso se suman las bajas por profesionales que han tenido contacto con algún positivo y deben mantenerse en aislamiento preventivo, generando una disminución en un personal que, de por sí, ya es reducido. Núñez dijo que están trabajando para organizar la forma de tener personal en reserva y prevenir.

Consultado sobre la principal causa de muerte por covid-19, el profesional explicó que "es la falla respiratoria, el daño pulmonar producido por la infección y la inflamación, que llega a un punto clínico en que por más asistencia o apoyo que se dé con respiradores, no se puede lograr que el paciente tenga un nivel respiratorio compatible con la vida".

Además, dijo Núñez, hubo casos de pacientes que se han negativizado pero han fallecido porque quedan con una debilidad tal que quedan expuestos a sufrir complicaciones propias de internaciones prolongadas en cuidados intensivos. Esto lleva que fallezcan por otras causas o por las mismas secuelas respiratorias que hacen que no puedan dejar la asistencia respiratoria.

En referencia a los medicamentos antivirales, el presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva dijo que en etapas iniciales es donde los antivirales pueden tener más efecto, pero en etapas graves entran otros factores. "En pacientes críticos no se ha comprobado que los antivirales hayan sido efectivos", señaló.

Nuñez señaló que en Uruguay el promedio de edad de pacientes que ingresan a CTI por covid-19 es de 65 años. En los últimos días se registraron ingresos de personas menores de 50 años y algunos menores de 40, pero estos representan solo el 13%, dijo, y la evolución ha sido buena.

Por otra parte, explicó que si bien se ha insistido mucho en que la mayoría de las personas que fallecieron por el virus tenía enfermedades graves asociadas, en los casos de CTI no ha sido así.

Las comorbilidades más comunes que llevan a la internación en cuidados intensivos son hipertensión, obesidad y diabetes, sobre todo en los mayores de 60, agregó el especialista.

El porcentaje de ocupación de camas de CTI en total hoy es de un 60% o un poco menos, señaló Núñez.

Foto: Parentingupstream en Pixabay