Ciencia aplicada en la ganadería y la apuesta a una producción climáticamente inteligente

01 de octubre 2020
ganadería

Así como la ciencia aportó al manejo de la pandemia de Covid-19 en el país, desde el programa Ganadería y Clima se busca sumar conocimientos para la definición de políticas públicas

Uruguay, un país ganadero por excelencia, necesita incorporar la dimensión climática de manera explícita, tanto en clave de adaptación como de mitigación.

En ello está trabajando el proyecto Ganadería y Clima, que tiene como objetivo trabajar con ganaderos, instituciones y academia para aumentar la productividad, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mitigar el cambio climático y medir resultados.

Este proyecto propone diseñar una estrategia para una ganadería climáticamente inteligente (GCI), así como preparar una Acción Nacional Apropiada de Mitigación (NAMA) con su correspondiente sistema de monitoreo, reporte y verificación (MRV), para el acceso al financiamiento climático y a la vez cumplir con las contribuciones del país al Acuerdo de París, que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

El proyecto Ganadería y Clima es ejecutado por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca junto con el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial, ahora también cuenta con el apoyo del novel Ministerio de Ambiente y tiene asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO.

Sobre esto conversamos con Soledad Bergós, ingeniera agrónoma, coordinadora nacional del proyecto Ganadería y Clima y consultora de la FAO.

Foto: MGAP