Aviones en alerta roja para combatir a las langostas si entran a Uruguay

22 de julio 2020
ANEPA

Dos mangas de estos insectos están a distancias de entre 40 y 80 kilómetros de la zona de las Termas del Arapey, entre Salto y Bella Unión.

Tres aviones de empresas aeroagrícolas están en estado de alerta roja para salir a combatir a las langostas en caso de que ingresen al país, confirmó en entrevista con Agronegocios Sarandí el secretario de la Asociación Nacional de Empresas Privadas Aeroagrícolas (Anepa), Néstor Santos.

El empresario, que además dirige Progreso Aeroservicios, señaló también que hay dos aviones en patrullaje para detectar el probable ingreso de las mangas de ese insecto, ya que hay dos de ellas a distancias de 40 y 80 kilómetros en línea recta de la zona de las termas del Arapey, entre las ciudades de Salto y Bella Unión.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), el Sistema Nacional de Emergencia (Sinae), Anepa, intendencias y la Dirección Nacional de Medio Ambiente trabajan en equipo preparando el ataque.

“Desde hace un mes tenemos las bases de Dolores, Mercedes, Trinidad, Paysandú, Salto, Tomás Gonemsoro, Bella Unión, Artigas y Rivera en alerta, algunas en alerta roja, en la zona donde puede ingresar el foco”, detalló Santos.

El empresario aviador recordó que la manga ya cruzó el río Paraná sin problemas, así que tampoco tendría problemas para cruzar el río Uruguay. Los insectos tienen la capacidad de avanzar hasta 50 kilómetros en un día.

La estrategia consiste en esperar que las langostas se posen en tierra y aplicar una serie de productos habilitados por el MGAP para eliminarlos.

"Si bien la manga cuando está en vuelo tiene medidas astronómicas, que asustan, el daño lo hacen cuando aterrizan, comen y ahí las podemos atacar. Además, cuando aterrizan, se concentran, y se reduce el área, entre cinco y 80 hectáreas, un número muy pequeño y fácil de trabajar para la aviación agrícola”, sostuvo Santos.

Agregó que en Uruguay hay pistas de aterrizaje “por todos lados” y que las empresas “tienen sus bases de operaciones en alerta”, con aeronaves en Young, Paysandú, Salto, Tomás Gomensoro y Bella Unión “prontas para salir”.

El piloto recordó que “en 2008 la langosta saltarina atacó la zona de Durazno y Florida norte y se la combatió sin problemas". "Estamos muy tranquilos de que se va a controlar. Cuando conversamos con nuestros colegas argentinos, ninguno tiene preocupación por la langosta, están muy preocupados con el dengue, porque a la langosta la matan sin problema”, dijo.

Pero al mismo tiempo admitió que no se las puede menospreciar porque los ataques en Asia y África han sido terribles.

Anepa está integrada por las 33 empresas que se dedican al rubro en Uruguay y cuenta con 126 aviones.

“Estamos preocupados por el medio ambiente, nuestro principal cuidado es con las abejas y la población (humana). A esta langosta le dicen La Quebrachera, trabaja sobre montes nativos, pero también arrasó con montes cítricos y de eucaliptos, y eso sería catastrófico”, dijo Santos.

También señaló que “Uruguay tiene una serie de normas y no pueden quedar residuos (de productos químicos) en frutas o carnes". "Entonces debemos extremar las precauciones. Si la manga de langostas aterrizara sobre un monte de cítricos, tendríamos que dejar de aplicar y esperar a que se corra”, explicó.

Escuche la entrevista completa.

Agronegocios Sarandí · Néstor Santos - Aviones para combatir langostas

Foto: https://anepa.org.uy/