Preocupa la caída del consumo de carne en el mercado interno

16 de junio 2020
Carne exportación ganado en pie

INAC convocó a la Mesa del Abasto, para buscar alternativas para reactivar la venta de carnes en Uruguay; el asado bajó sustancialmente su precio por sobrestock, y a las carnicerías llega a menos de $ 180.

Ante la preocupación por la importante caída en el consumo de carnes en el mercado interno, sobre todo los que se preparan a la parrilla, el Instituto Nacional de Carnes (INAC) convocó a la Mesa del Abasto, reuniendo a las tres gremiales de la industria frigorífica (Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay, Cámara de la Industria Frigorífica y la Asociación de Plantas de Faena Mercado Interno), supermercados, asociaciones de carniceros, polleros y distribuidores.

El objetivo fue buscar alternativas para reactivar la demanda. “Festejamos esta iniciativa de INAC”, dijo en entrevista con Agronegocios Sarandí el director de abasto Santa Clara y de la marca Las Brasas, Jorge López.

La Mesa del Abasto se reunió este miércoles, porque “es preocupante lo que cayó el consumo de carne roja, y la idea es que surjan propuestas para retomar el consumo de carne, como queremos los uruguayos”, dijo López.

Agregó que “en estos cinco meses consumo de carnes ya bajó más que en todo el año pasado. Nuestra tarea es revertir eso, pero este 2020 quedará para la historia en la línea de gastronomía (restaurantes, hoteles y catering), por una actividad casi nula, que se está retomando, hay ánimo pero es superior a la realidad. Algunos empezaron antes con delivery, con éxito, pero el faltante de dinero en la población se siente”.

Comentó que “en estos meses los cortes de olla fueron los que más se vendieron”, y “la carne de parrilla se relegó. Hay colitas de cuadril de oferta, hay un sobrestock de cortes de parrilla, que están muy accesibles. El asado ha venido bajando, es un tema de oferta y demanda. En China también hay un desinterés por asado, entonces en estas últimas dos semanas el producto tuvo dos bajas, y eso se verá reflejado en los pizarrones de carnicerías y supermercados”.

López recordó que en el acuerdo entre el Poder Ejecutivo y los comerciantes, para congelar los precios durante 90 días, “se estableció $ 206 como precio máximo para el kilo de asado al carnicero, y estamos $ 30 por debajo de ese precio, como mínimo”, y consideró que “es algo muy bueno, porque va a provocar más demanda”.

“Una de estas dos bajas importantes se dio hoy (por el miércoles 10 de junio), y se verá reflejado en las carnicerías a partir de mañana”, indicó.

En la entrevista López también se refirió a la carne importada, a la carne de cerdo y a los 35 años de abasto Santa Clara, que se celebran este jueves 11 de junio.

Escuche la entrevista.

Agronegocios Sarandí · Jorge López - Consumo de carne en Uruguay