Quebracho llora a Bentancur: "nadie dice que la expareja sea una víctima", dijo el alcalde

04 de abril 2018

La sociedad de Quebracho, un pueblo de unos 3.000 habitantes en Paysandú, intenta superar tras el doble homicidio de la semana pasada y el suicidio de quien lo provocó, que se conoció este martes. "Nos va a llevar un tiempo sanar las heridas, sobre todo por la situación en que se dio", dijo en Informativo Sarandí Mario

La sociedad de Quebracho, un pueblo de unos 3.000 habitantes en Paysandú, intenta superar tras el doble homicidio de la semana pasada y el suicidio de quien lo provocó, que se conoció este martes. "Nos va a llevar un tiempo sanar las heridas, sobre todo por la situación en que se dio", dijo en Informativo Sarandí Mario Bandera, alcalde del pueblo.

Martín Bentancur había amenazado a su expareja, mató a su exsuegra y a un policía, y días después se suicidó. Sin embargo, en el pueblo, los comentarios que circulan son de cariño hacia él y de cuestionamiento a su expareja. "Era una persona muy querida, tenía un grupo grande de amistades y la familia es muy querida también", dijo el alcalde.

Mientras, consultado sobre la mujer, que había sido amenazada y cuya madre fue asesinada por Bentancur, Bandera señaló que escuchó "las versiones de que la gente está molesta con la muchacha por la forma en que trataba a Bentancur". "Muchos vecinos manifestaron que le hubieran ofrecido ayuda encantados a Martín, porque estaban molestos con la forma en que esta muchacha lo trataba", agregó.

"Yo no escuché a nadie en el pueblo que me diga que su expareja sea una víctima o una pobrecita", acotó.

"Ustedes vieron la forma en que él le habla a ella, el amor y por ahí le echa la culpa de haberlo dejado, pero nada más", acotó el alcalde al referirse a los mensajes que dejó el hombre antes de suicidarse.

La pareja del doble homicida de Quebracho y un hombre con el que tenía una relación afectiva fueron sacados del pueblo por consejo de la Policía ante el temor de que pudieran sufrir alguna agresión por parte de vecinos indignados con el comportamiento que esta tuvo con su ex pareja, que tras los crímenes se suicidó.

Fuentes policiales que calificaron de inusual la situación dijeron a informativo Sarandí que luego que el cuerpo de Martín Bentancur fuera encontrado tras haberse suicidado, mensajes y señales de violencia obligaron a las autoridades a ponerle una guardia policial a la ex pareja del doble homicida.

Durante el sepelio de Bentancur varios comercios cerraron sus puertas en homenaje al doble homicida.

Escuchá la entrevista con Bandera.

 

Vecino de Quebracho: “Para mi Martín era una buena persona”

En dialogó con Viva la Tarde, Tabaré, un vecino de Quebracho, habló sobre lo sucedido y apuntó que, desde su punto de vista, las víctimas son varias familias.