ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

“Donde hubo Chingas, escombros es lo que quedan”, afirmó Gustavo Leal

7/09/2018 9:16 am

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, visitó Informativo Sarandí pocos días después de que se supiera que uno de los líderes de los Chingas, el de más alto rango que quedaba en libertad, Jairo Sosa, lo quería matar. La Policía lo detuvo en un operativo contrarreloj el pasado martes y la noticia impactó.

En la entrevista con Raúl Ponce de León y Gabriel Pereyra, Leal contó los antecedentes de este joven, que había sido uno de los protagonistas de los desalojos masivos en Casavalle, e incluso mató a su abuelo por temas internos del negocio narco de la familia. El liderazgo, ahora que Jairo está preso, recayó en la abuela, con la que Leal conversó este jueves en Casavalle. “Una conversación áspera”, dijo.

“Son delincuentes que no tienen límites”, agregó el sociólogo y reconoció que muchas de estas personas no son rehabilitables. “La rehabilitación depende de la voluntad de los individuos y nos tiene que caer la ficha a todos: hay gente que toma opciones de vida, que son contraproducentes para la vida en sociedad”, explicó.

El sociólogo, que conoce y ha trabajado en Casavalle desde 1992, recalcó que quienes forman parte de estos grupos de narcotráfico son personas que decidieron hacerlo y no que fueron “acorralados” por la sociedad.

“Hay una agenda de derechos y una de responsabilidades en la sociedad, que no son contradictorias. No admito que se quiera explicar la situación del crimen organizado en base a los problemas sociales. Hay un componente que es parte del contexto, pero hay decisiones que la gente toma y se tiene que hacer cargo”, enfatizó.

“Cuando se instala ese espacio de impunidad cambian los códigos, porque los que mandan piensan que mandan ellos. Y ahora la diferencia es que manda el Estado, la sociedad, ciertos valores”, señaló Leal y aseguró que con la intervención que se viene realizando en Casavalle se está “desmontando pieza por pieza a esta organización (los Chingas)”.

El jerarca del Ministerio del Interior agregó que lo que se está haciendo en Casavalle se continuará en otras zonas de Montevideo y la periferia donde ocurren situaciones similares. Es una decisión que tomó el presidente Tabaré Vázquez, dijo.