ÚLTIMA HORA

NOTICIAS

Mercosur bajó a menos de la mitad la cuota cárnica propuesta para acuerdo con UE

24/02/2018 2:17 pm

Daniel Belerati, vicepresidente del Foro Mercosur de la Carne (FMC) y director ejecutivo de la Cámara de la Industria Frigorífica, comentó a Agronegocios Sarandí detalles de la reunión.

El Foro Mercosur de la Carne (FMC) decidió reivindicar una cuota de 160.000 toneladas, este viernes en el marco de las negociaciones entre el bloque y la Unión Europea para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Ante la gran sensibilidad que despertó en la producción y en algunos políticos europeos, como el presidente francés Emmanuel Macron, en vez de las 390.000 toneladas -que representaban apenas el 5% del mercado europeo- decidimos reivindicar una cuota de 160.000 toneladas anuales peso embarque”, comentó desde Asunción a Agronegocios Sarandí el vicepresidente del FMC y director ejecutivo de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), el uruguayo Daniel Belerati.

El bloque sudamericano bajó a menos de la mitad el planteo, consciente de que no accedería a las 390.000 toneladas propuestas inicialmente. “Lo hicimos para solidificar nuestra posición y entrando en lo que se supone será la última semana de negociaciones”, expresó el negociador.

El bloque sudamericano bajó a menos de la mitad el planteo, consciente de que no accedería a las 390.000 toneladas de carne propuestas inicialmente en las negociaciones con la UE

El FMC hizo una exposición de los fundamentos que viene reivindicando: el primero y más importante es que la administración del cupo tiene que estar en manos del Mercosur.

Se sabe que hay mucha presión de importadores y distribuidores europeos para que haya un régimen de control y licencias similar al del GAP, pero en esta región eso se considera inviable y si es así no habrá acuerdo, remarcó Belerati.

El ejecutivo explicó que lo que ocurre actualmente con las licencias GAP, es que a pesar de no tener aranceles casi no tienen diferencias con una venta con arancel, porque los importadores, que son los titulares de las licencias, se las venden entre ellos, y una licencia en un momento del año puede valer U$S 2.500 por tonelada.

El Foro Mercosur de la Carne puso como condición que el cupo esté en manos del Mercosur, de lo contrario no habrá acuerdo.

Hay intermediarios que están sentados detrás de un escritorio en Hamburgo o Roterdam, con unas licencias que no benefician ni al consumidor europeo ni al productor sudamericano. Por eso es inviable aceptar una administración de parte de Europa, enfatizó Belerati, quien presidió el FMC en esta instancia.

La negociadora de la Unión Europea, Sandra Gallina, dijo que el peor problema que tiene con los productores y políticos europeos que están defendiendo su posición, es que tienen el temor de que cuando el Mercosur acceda con una cuota mayor se le destroce el mercado.

“Le expliqué que no se puede fundamentar en los hechos, porque empíricamente el Mercosur puede demostrar que no vende más barato que ninguno de los mercados a los que accedemos. A la Unión Europea le vendemos desde 1944, y nunca le vendimos más barato que los precios internos. Nunca vamos a reglar la mercadería”, afirmó Belerati.

Ante ese temor se propuso que en el primer año sean 160.000 toneladas, y a los dos años si los precios caen se siga en 160.000 toneladas, pero si no caen más de 10% se aumente a 200.000 toneladas a los dos años, o tres años.

Se insistió en que la definición del producto debe ser únicamente: carne bovina enfriada y congelada, sin determinar los tipos de cortes.

“Hicimos esta propuesta para demostrar en los hechos que no vamos a destrozar su mercado interno de 8 millones de toneladas con 160.000 toneladas. Esta propuesta es la garantía”, dijo.

Por otra parte, el FMC insistió en un arancel intracuota 0%, como se ha hecho con la cuota 481. Y el otro tema que se planteó fue la definición del producto. “Insistimos en que esa definición tiene que ser: Carne bovina enfriada y congelada, de nomenclátor arancelario 0201 y 0202. Ninguna otra definición, porque Europa tiene siete definiciones de Hilton, por ejemplo. Cuota Hilton es la de Uruguay, donde los animales se tienen que alimentar únicamente en pasturas naturales, pero también es la de Estados Unidos y Canadá, donde tiene que estar 100 días en feedlot, alimentado con una base mínima de maíz. Son definiciones totalmente diferentes. Entonces, ¿cuál es Hilton?”, expresó Belerati.

Por lo tanto, se planteó transitar la definición de carne bovina enfriada o congelada, sin definición de cortes. “No hay que olvidarse que Europa tiene la tendencia de determinar la cantidad de cortes y trampas para que no se puedan cumplir con las cuotas”, dijo el ejecutivo.

“Tenemos claro por qué no podemos aceptar lo que no podemos aceptar. Veremos si lo puede vender y si lo podemos pagar, porque cada cosa que se concede de un lado tiene un pago del otro. ¿Cuántos autos más tendrá que aceptar Brasil? Ahí estará el resultado de la negociación”, concluyó.

Aquí la entrevista completa, realizada por Javier Pastoriza: